Historia

 

En 1947, influidos por las ideas del sacerdote bretón Louis-Joseph Lebret sobre Economie et Humanisme, un grupo de jóvenes crearon los Equipos del Bien Común y comenzaron a realizar investigaciones sobre la realidad social.

El estudio “La familia en Montevideo” para la VIII Semana Socialdel Uruguay de la Iglesia, publicado en 1956, le dio mayor visibilidad a estos trabajos. Al año siguiente, en setiembre, alrededor de cien personas procedentes de varios países latinoamericanos se reunieron en Montevideo. Los integrantes de los Equipos del Bien Común —en coordinación con otros grupos que se habían creado en Brasil, Colombia, Venezuela y Argentina, a iniciativa del propio Lebret— fundaron el Centro Latinoamericano de Economía Humana. También iniciaron la publicación de una revista, Cuadernos Latinoamericanos de Economía Humana, donde se publicaron trabajos vinculados a las ciencias sociales.

A partir de ese momento se realizaron varias investigaciones, destacándose por su importancia e impacto un estudio sobre la realidad rural del país. El Uruguay rural se publicó en 1964.

Al quebrarse la institucionalidad democrática uruguaya en 1973, el CLAEH jugó el importante papel de salvaguardar la investigación y la formación en ciencias sociales, disciplinas que estaban prohibidas o menospreciadas en la universidad pública intervenida. Desde la resistencia a la dictadura se incorporó la lucha por la democracia al cuerpo de principios que guiaban al CLAEH y la organización se colocó, en tanto actor relevante, en diálogo con la sociedad civil y con el Estado, para cumplir tareas de mediación, articulación y crítica. Fue clave en el proceso de reinstalación de la universidad pública.

 

 

Después del golpe de Estado y a partir de una iniciativa de Juan Pablo Terra, el CLAEH toma nuevo impulso en sus investigaciones y actividades, promoviendo el pluralismo, el libre pensamiento, la libertad y las ideas democráticas.

En los años siguientes se realizan conferencias y seminarios sobre la situación de América Latina y la región, que culminan en 1978 con la organización del Segundo Encuentro Latinoamericano sobre Investigación y Necesidades Humanas promovido por UNESCO. En el mismo año se organizan el Departamento de Investigaciones y el Departamento de Capacitación. El primero estaba organizado en cuatro programas: Historia, Sociología, Economía y Ciencias Políticas, a los que más tarde, en democracia, se sumó Desarrollo Local. Fruto de la labor de estos programas se comenzaron a realizar seminarios internos donde se presentaban los avances de las investigaciones, publicaciones y cursos.

 

La producción intelectual del CLAEH, junto con la de destacados latinoamericanos, ha sido recogida en la revista Cuadernos del CLAEH, decana de las revistas académicas uruguayas de ciencias sociales y en un vigoroso programa editorial.

 

En 1997 creó el Instituto Universitario CLAEH, sin perder su carácter de ONG. Allí también se ha propuesto una pequeña escala con altas metas de calidad y rigurosidad en los programas que ofrece. Sus alumnos son formados para diseñar e instrumentar políticas para mejorar la calidad de vida de la población en función de visiones y principios éticos. Desde entonces se han ofrecido diplomas de especialización y maestrías en diferentes ámbitos de desarrollo social. Además, buscando una orientación eminentemente social, ha establecido programas de licenciatura para las carreras de Medicina, Derecho, Notariado y Gestión Cultural.

 

A lo largo de su existencia el CLAEH ha demostrado una gran agilidad en la instrumentación de programas y proyectos, lo que le ha permitido articular y potenciar creativamente sus acumulaciones en los temas en que trabaja. Ha desarrollado un modelo de gestión en permanente evolución que le permite estar en sintonía con las necesidades de la sociedad.

 

El CLAEH ha logrado amplio reconocimiento en la sociedad uruguaya y latinoamericana como instancia comprometida con un orden económico-social que asegure la justicia y la cohesión social respetando la pluralidad ideológica.

 

Ha sido reconocido en 2011 por tercer año consecutivo como uno de los principales think tanks de América Latina en el estudio que hace periódicamente la Universidad de Pennsylvania.

 

 

AddThis Social Bookmark Button
CULTURA
DERECHO
MEDICINA
EDUCACIONb
POSGRADOS
AREAS
CAMPUS
BIBLIOTECAS
PUBLICACIONES
fb ytbe twit

 

timbo anii banner most-unesco cuadernos104 intervencion